lunes, 14 de octubre de 2013

TULIPAN (género Tulipa)


El Tulipán es una planta bulbosa originaria de Asia de grandes y llamativas flores de infinidad de colores.
Del bulbo enterrado nace un tallo único con unas largas y carnosas hojas de color verde grisáceo. Su tamaño oscila entre 25 y 50 cm.


Los bulbos deben ser plantados con el ápice hacia arriba a una profundidad de 8 a 10 cm. y una separación entre ellos de unos 10 cm.
Conviene plantarlos sobre septiembre u octubre para que cuando llegue el invierno hayan desarrollado sus raíces. Si se siembran en macetas lo podemos plantar incluso en diciembre siempre que esté protegido del excesivo frío.


Exige tierra arenosa y muy abonada, que drene bien, una mezcla de arena de río, mantillo y sustrato. La tierra la tenemos que conservar húmeda pero no encharcada.
Aunque tolera media sombra prefiere lugares donde reciba luz directa del sol. Soporta bien el frío e incluso lo necesita para florecer.


La floración aparece a los 3 o 4 meses de haber plantado los bulbos y se conserva fresca durante tres semanas aproximadamente.
Cuando la flor se marchita, se corta el tallo principal, dejar que se seque el resto de la planta y posteriormente sacar el bulbo e introducirlo en un recipiente que contenga arena seca, colocar con el ápice hacia arriba en un lugar fresco y oscuro para poderlos plantar el invierno siguiente.



Información obtenida por internet y libros de jardinería

martes, 6 de agosto de 2013

La petunia (petunia hybrida)


La petunia es una de las plantas de exteriores más populares. Con ella se decoran balcones, terrazas y jardines de toda Europa.
Se cultiva como anual.



 Mide entre 30 y 45 centímetros de alta y tiene unas flores que son sencillas o dobles en forma de trompeta y con una combinación de colores entre blanco, rosados y malvas, que en muchos casos forman dibujos de estrellas.
 

Necesitan mucho expoosición al sol, aunque aguanta bien el frío. Conviene regarlas abundantemente en primavera  y en verano sin mojar las flores y de forma más escasa en invierno. Quieren un ambiente seco y cálido, manteniendo el terreno húmedo y fresco. Florece en los meses de primavera y verano.


Se pueden plantar sus semillas a finales de invierno o principio de la primavera.
Cuando los brotes estan tiernos hay que tener especial cuidado al regarla pues los tallos son finos y delicado y si se doblan la planta moriria. El abuso de riego da lugar a que la planta amarillee y favorece el desarrollo de hongos.


Hay unas variedades más vigorosas que otras. Después de una abundante floración si la planta se pone larguirucha la debemos podar y vuelve a crecer y a florecer de nuevo.


Algunas enfermedades de las petunias son  -los pulgones- araña roja (se aprecia en el envés de la hoja)-gusanos -minadoras de hojas...

Información obtenida por internet y libros de jardinería.

miércoles, 22 de mayo de 2013

La palmera canaria (Phoenix canariensis)



La palmera canaria es de gran tamaño, puede medir de 10-30 metros de altura, el tronco es grueso y sus hojas (palmas) en densos penachos palmeados pueden medir de 2 a 3 metros de largo. Sus flores son de pequeño tamaño y se disponen en densos racimos anaranjados. Frutos más pequeños que los dátiles.


Es muy apreciada tanto por su belleza como por su resistencia al frío. De su sabia se fabrica la llamada miel de palma, las hojas se utilizan como escobas y para adornar balcones.
Es una especie muy longeva, tanto que los ejemplares mas altos llegan a superar los dos siglos de edad.


Esta planta de exterior es una buena elección para climas mediterraneos . Aguanta bien el calor y la sequía. Conviene regarla moderadamente, reduciendo el riego en las épocas frías. Los vientos marinos pueden quemas algunas de sus hojas, pero se recupera con facilidad.
Se multiplica por semillas que germinan en unos cuatro meses.


Los problemas que pueden tener las palmeras son diversos, entre las plagas más preocupantes actualmente en las palmeras de España está el Picudo Rojo.
Sintomas: La larva penetra en el capitel directamente al tronco, haciendo galerias que se ramifican. Las hojas centrales amarillean y se marchitan originando la muerte de la palmera.


Las palmeras muy afectadas o muertas deben arrancarse y quemarse para evitar la salida de adultos y su dispersión.
Este insecto se ha visto en España en palmeras datileras y en palmeras canarias, originario del Sureste Asiático y Polinesia, está aumentando su area de distribución, se ha detectado en Almuñecar (Granada) en 1994, donde miles de palmeras estan sucumbiendo desde entonces.
En la actualidad ya ha ampliado su zona llegando a nuestra provincia.

Información obtenida por internet y libro de jardinería.