miércoles, 16 de mayo de 2012

Una flor sencilla y hermosa




CULTIVO DEL CLAVEL

Los claveles son unas de las flores más famosas del mundo junto con la rosa y una de las flores más vendidas y usadas en patios y jardines. Esto es debido al gran número de colores diferentes que puede presentar la flor del clavel y a su característico y delicado aroma.

Existen más de 250 especies diferentes de claveles. Las mas populares son el clavel (Dianthus caryophyllus), la clavelina (Dianthus barbatus) y los claveles chinos (Dianthus chinensis).


 Cuidados de los claveles
Riego: el clavel necesita de un riego diario en la época de primavera y verano. Lo haremos con poca cantidad de agua ya que con exceso se puede llegar a pudrir la planta.



Luz: los claveles necesitan mucha luz solar para que sus flores tengan el mejor aspecto posible. Así que podremos poner nuestros claveles a pleno sol sin problemas.

Suelo y abono: la tierra para los claveles tiene que ser porosa y rica, con un buen drenaje. El clavel es una planta que necesita mucho aporte de nutrientes.

A finales de primavera y durante el verano, podemos aplicar abono líquido en el riego, siempre siguiendo las proporciones del fabricante. Durante el resto del año no es tan necesario este abono.

Reproducción: la multiplicación del clavel se realiza mediante esquejes en la primavera. De un "clavel madre" cortamos tallos que tengan nudos, brotes de flor y hojas y los plantamos en una maceta.

Esta maceta la pondremos donde le de bien la luz y la regaremos diariamente para que siempre este el sustrato húmedo. En unas 3 semanas ya tendremos enraizadas nuestras pequeñas plantas de claveles, que ya podremos transplantar a su ubicaciónfina


3 comentarios:

  1. Son preciosos los tres ejemplares de clavel que has puesto.

    ResponderEliminar
  2. Muy completa la entrada, y muy bonitas las fotografías.

    ResponderEliminar
  3. Que fotos tan bonitas y que bien explicado,.

    ResponderEliminar